Artesanía para vestir el hogar

jul 26

Las mochilas de los turistas se llenan estos días de jarapas, cerámica, cristal y madera

14570767

La posibilidad de ver trabajar a los artesanos en sus talleres es uno de los principales atractivos que ofrecen algunas pedanías como la de Coy

La pedanía de Coy, al norte del municipio, recibe durante el verano la visita de cientos de visitantes llamados por el soniquete de sus telares. Ya no son tantos como antaño, aunque sigue siendo el rincón de Lorca donde más artesanos de esta especialidad se dan cita. La actividad no cesa ni siquiera cuando el calor más aprieta. A las puertas de las viviendas todavía se puede ver a muchos preparando los tejidos que más tarde se utilizarán para tejer las tradicionales jarapas.

Esas alfombras de nuestras abuelas se visten ahora con todos los colores del arco iris. Los diseños con grandes flores se han convertido en los más buscados, ya que son capaces de combinar con la decoración más vanguardista. Entre los artesanos más conocidos de la jarapa están María Martínez Marín, de La Paca; Asprodes, en Albordo (Purias) y José Antonio Reina.

Las tradicionales alfombras y cobertores de lana, con diseños de flores y pájaros, se siguen vendiendo en el Centro de Artesanía, aunque también se puede ver cómo se tejen en el taller ocupacional de Asprodes. Allí además se realizan los tejidos para refajos y mesas de camilla. Los artesanos que están al frente del taller han realizado algunos encargos para palacios y castillos de Francia e Inglaterra recreando viejos diseños. El precio de las jarapas y alfombras está entre los 12 y los 50 euros.

La artesanía del municipio se ha convertido en imprescindible para vestir la casa. La cerámica está no solo en la mesa, sino también en el suelo, las paredes, el mobiliario y el jardín. Murales y fuentes son exportados por todo el mundo y cada vez son más los que encargan vajillas personalizadas con sus propias aportaciones. Playá, Martín Lario Pérez, Martín Lario García y Alfarería Lario Marín, son los más conocidos. Realizan desde fuentes, fruteros, platos, jarras, cucharones…, para la cocina, hasta jarrones, lámparas y piezas exclusivas de decoración.

Sin lugar a dudas, entre las piezas imprescindibles para llevar en la mochila de regreso tras las vacaciones como regalo está la ‘Jarra de Novia’. La también conocida como ‘Jarra de picos’ era el regalo que recibían las novias antes de casarse. Hoy es regalada a personajes que acuden de visita a la ciudad y los lorquinos suelen llevarla para mostrar su agradecimiento cuando viajan fuera.

Pero hay mucha más artesanía que se elabora en el municipio. La plata también cobra protagonismo de la mano de Patricia Mazzarino y Miguel Ángel Martínez Laborda. Y la madera. Artesas, palas y sillas, las realiza en su taller de Cazalla el maestro carpintero Francisco Javier García. Son piezas que se incluyen en segundas residencias, en casas de campo, aunque no solo sirven de decoración, ya que están preparadas para ser utilizadas en el día a día.

El belén también es uno de los mayores atractivos para los turistas. Año tras año acuden al Centro Regional de Artesanía para adquirir nuevas piezas que incluir en sus nacimientos. Es por ello que estos días los artesanos envían a este lugar sus mejores creaciones. Los estantes destinados a las figuras del belén están repletos de obras de Antonio Galán, Maestros Artesanos, de la Asociación de Padres de Discapacitados de Cartagena y de Jesús Ramírez.

Hay figuras, pero también pequeñas construcciones, fuentes, puestos para los mercados repletos de frutas, carnes y pescados y ovejas, patos y palomas, y plantas para llenar los huertos de las maquetas de la próxima navidad.

Comments

Leave a Reply