Bellas Artes y Artesanía como terapia formativa y lucha contra la exclusión social en Murcia

jul 26

El Delegado del Gobierno se reúne con el Gran Maestre de los Templarios de Jumilla

240720131044001

El Delegado del Gobierno en la Región Autónoma de Murcia, Joaquín Bascuñana, se ha reunido con el Gran Maestre de los Templarios de Jumilla Josep Tomás i Galea, atendiendo la petición de los milites Christi de la ciudad murciana famosa por el temple de sus vinos, interesados en presentarle sus respetos y comentarle los pormenores y momento actual del Proyecto Fénix Presos de la Bellas Artes y Artesanía, puesto en marcha en 2006 en el Centro Penitenciario de Murcia I – Sangonera la Verde mediante el cual emplean las Bellas Artes y Artesanía como terapia formativa y lucha contra la exclusión social que actualmente, según fuentes templarias dignas de todo crédito, participan 23 centros penitenciarios, con más de medio centenar de internos, en los que se incluyen Cataluña, Andorra y Lanemmezan (Fr).

Los templarios destacaron la enorme habilidad y talento de muchos internos para el ejercicio y desarrollo de las artes plásticas, con especial atención en la artesanía, por lo que han presentado un borrador proyecto, en el que solicitan de Bascuñana lo eleve a quien competa, proponiendo la exención de cualquier pago en concepto de tasas o impuestos para todo interno que, durante el período de reclusión, solicite la licencia de artesano, como un incentivo más de lucha contra la exclusión social y elemento dinamizador de su auto estima y participación, sumándose con ello a la política formativa y cultural que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias desarrolla en todos los centros penitenciarios bajo su jurisdicción.

Así mismo, los templarios han informado a Bascuñana que otro borrador proyecto ya ha sido presentado al alcalde de Campos del Río, Miguel Buendía, en el que proponen la celebración anual, en dicho municipio, de la Exposición Nacional Itinerante Presos de las Bellas Artes y Artesanía pero a modo de mercado, siguiendo una política de proximidad territorial con el centro penitenciario, y permitir que el vecindario pueda valorar el trabajo que en los centros penitenciarios se desarrollan durante los períodos de reclusión de los internos, como un elemento más que estimule al internado a una mejor formación para cuando sean devueltos a la sociedad estén en las mejores condiciones posibles.

 

 

Comments

Leave a Reply